Vicent, el gato de las patas de titanio Experiencias caninas

13
Jul

Vicent, el gato de las patas de titanio

La ciencia se ha mostrado generosa con la creación de unas patas de titanio para Vicent

La ciencia nos ha llevado a conocer cosas inimaginables. Cada día las herramientas que de aquí parten nos sorprenden más y más. Esta es la historia de Vicent, un gato que le faltaba un par de patas y no tenía una vida tan afortunada. Vicent, pudo ser rescatado y salvado para darle una mejor calidad de vida. Las patas de titanio que le han puesto a Vicent, ahora le permiten saltar como un gato normal, incluso, pueden crecer con él.

La historia de Vicent trata de un gato que nació con una malformación en sus patas de atrás. Fue encontrado solo, se estima que apenas tuviera un mes para el momento. La malformación que tenia no le permitió que las extremidades se le desarrollaran correctamente. Vicent fue llevado al refugio ubicado en el Condado Story, específicamente en Lowa. Lamentablemente, no esperaban que alguien pudiese adoptarlo. Pues su condición de vida era bastante costosa. Debía estar en constantes tratamientos que no cualquier persona podía tener acceso. Quienes lo tenían en el refugio, pensaban que el ya estaba sentenciado a pasar el resto de sus días en el recinto.

Un Ángel en su vida

Una de las personas que hacia vida en el refugio, le habló de la situación a su hija, una estudiante de medicina veterinaria. Esta, fue una mediadora entre el caso de Vicent y una especialista. Se trataba de la doctora Mary Sara Bergh. Cirujano ortopédico y profesora en la universidad de Lowa. Bergh se convirtió en un ángel para Vicent y todas las personas que velaron por su salud.

Las patas de titanio son una de las más avanzadas creaciones de la ciencia veterinaria. Se estima que aproximadamente 23 animales en todo el mundo puedan ser poseedoras de unas. La exclusividad de este invento se debe a su complejidad. Estas van atornilladas al fémur pero quedan nervios en contacto con el medio ambiente. Esto debe contrarrestarse con antibióticos constantes de hasta dos veces al día.

La operación pese a que es compleja, tiene una serie de beneficios. Las patas de titanio pueden adaptarse a la longitud de sus patas delanteras. Llega un momento en el que sus medidas de extremidades son iguales, y ya Vicent podrá tener una vida normal.

Nos vemos la semana que con más detalles en la sección de experiencias caninas. No olvides dejar tus comentarios y compartir tu conocimiento con nosotros.

Saludos y buena adopción

María Rodríguez

Maia y Luna, rescatistas Mexicanas-Cortesía: El Universal MX-Adoptatuperro

Maia y Luna: Rescatistas Mexicanas

  • Subido por - María Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados © 2018 Adoptatuperro.es
X